logo mallorca apocrifa



Mallorca Apócrifa


La pequeña historia de la pequeña Cataluña

La sociedad catalana ha sido siempre una sociedad feudal, donde la oligarquía defendió siempre sus privilegios a toda costa sin importarle el pueblo, al que siempre han manipulado y utilizado para defender sus propios intereses.
La situación de caos actual de Cataluña la podemos iniciar en 1980, cuando Jordi Pujol, un personaje rodeado de corrupción, consigue el gobierno regional. En 1990 aparece el programa 2000 con el lema, "Hoy paciencia, mañana independencia".
Las cesiones de competencias a Cataluña por parte del gobierno estatal, para de esta manera conseguir el apoyo catalanista en los sucesivos gobiernos de España, han llevado a la situación actual. El adoctrinamiento y manipulación en las escuelas y medios de comunicación al servicio del catalanismo durante más de 40 años ha creado una sociedad dividida, donde el victimismo catalanista ha creado una atmósfera de odio y desprecio a todo lo que no forme parte de su pensamiento, ya sea dentro Cataluña o en el resto de España.

Hubo un tiempo, antes de que esta locura empezara, en que Barcelona era una ciudad abierta y cosmopolita donde todos eran bienvenidos, donde todos sumaban. Tanto si venías del resto de España, de Hispanoamérica o del resto del mundo.
Por poner un ejemplo, teníamos a Joan Manuel Serrat y a LLuis Llach, los dos cantantes catalanes y autores de sus canciones. Serrat podría representar la fusión, el enriquecimiento cultural, con canciones como "mediterraneo" y "paraules d'amor", una en español y la otra en catalán. Lluís Llach es lo opuesto con su "estaca".
Hoy la figura de Serrat se ha difuminado hasta prácticamente desaparecer, solo nos queda la figura de Lluis Llach, división, y odio.

Albert Boadella, un catalán, actor y director de teatro, decía:
"El problema de Cataluña es que tiene una secta de 2 millones de personas, que no se curarán de odio hasta que Cataluña descienda a los infiernos, tocar fondo, cultural, social y económicamente, hasta llegar a un panorama de gran depresión".
Y van directos a ello. El problema es que están arrastrando al resto de España.


Pero el objetivo de este trabajo no se centra sobre Cataluña, sino sobre Mallorca y Baleares. El expansionismo catalanista quiere llevar esa división y ese odio a Baleares. Ya se ha hecho con todo el sistema educativo y con buena parte de los medios de comunicación de las Islas. Ahora solo es cuestión de tiempo.

Para entender como hemos llegado hasta aquí, tendremos que hacer un poco de historia.
"Si no conoces al enemigo ni a ti mismo, perderás cada batalla" (El arte de la guerra).
Vamos ahora a conocer al enemigo y a nosotros mismos para no perder esta batalla, que comenzó hace ya muchos años.



El nacimiento político de Cataluña lo podemos situar en 1258, con la firma del Tratado de Corbeil. En este documento el rey de Francia Luis IX renuncia a sus derechos sobre los Condados Catalanes y por la otra parte, Jaime I, rey de la Corona de Aragón renuncia a sus derechos sobre territorios occitanos.

La composición de la actual Cataluña no es más que el capricho de un rey, Jaime I. Este redactó varios testamentos, en los cuales repartía sus posesiones entre sus diferentes hijos.
Lérida no quería formar parte de Cataluña, pero finalmente se llegó a un acuerdo, y Cataluña tomó la forma que tiene actualmente.
Algo que pocos saben es que en uno de estos testamentos, Tortosa sería parte de Aragón consiguiendo de esta manera una salida al mar.

mapa Aragón con mar
La frontera entre Aragón y Cataluña había quedado fijada en el curso inferior del rio Ebro, en el tramo comprendido entre la desembocadura del rio Segre y el mar.


mapa Aragón actual
A pesar de las quejas de la nobleza aragonesa, finalmente la frontera quedó como es actualmente. Fue una decisión injusta para Aragón, que se convirtió en un reino de interior.
De esta manera la nobleza catalana salió favorecida.


Entre 1462 y 1472 sucede lo que se llamó la Guerra Civil Catalana, que afectó a toda la Corona de Aragón. Europa dejaba atrás la oscuridad de la Edad Media, y en Cataluña los comerciantes querían cambios para adaptarse a la nueva situación.
Dejando a un lado la disputa entre el Rey Juan II y el Príncipe de Viana (padre e hijo), el problema de fondo era el enfrentamiento entre dos conceptos de sociedad, por una parte la oligarquía (la Biga), que quería seguir con sus privilegios, y por la otra los mercaderes (la Busca), que necesitaban cambios para adaptarse a las corrientes europeas.
Finalmente ganó la oligarquía, y Cataluña se sumió en siglos de oscuridad y de mediocridad.


Entre 1640 y 1652 sucede la Guerra dels Segadors en Cataluña, dentro de lo que fue la Guerra de los 30 años en Europa.
La oligarquía catalana se niega a aportar dinero o tropas al Reino para afrontar la guerra contra Francia. Son enviadas tropas castellanas y mercenarias a Cataluña por el conflicto con Francia. La población rural debe mantener a las tropas allí desplazadas, lo que provoca gran malestar. La oligarquía catalana utiliza este malestar para sublevar a la población contra el Reino, pero lo que empieza siendo una sublevación contra el Reino acaba extendiéndose a la propia oligarquía catalana. Los oligarcas catalanes han perdido el control de la situación y juran vasallaje al enemigo de España, el rey de Francia, Luis XIII.
Ahora las tropas acantonadas en Cataluña son francesas y la situación para los campesinos es aun peor que con las tropas de Castilla. Los catalanes, que se negaron a mantener al ejército del Reino, ahora deben mantener a las tropas francesas. Desde Francia llegan administradores y comerciantes franceses con más privilegios que los propios catalanes. Aprovechando el malestar del pueblo de Cataluña, el Reino ataca y recupera el territorio catalán.
Felipe IV de España jura las leyes catalanas y el indulto a todos los perseguidos, o sea que, la oligarquía catalana siguió conservando sus privilegios. Mientras, la situación del pueblo de Cataluña queda mucho peor que antes de la sublevación.
Durante estos acontecimientos se pierde el Rosellón y otras posesiones en favor de Francia. Francia anula cualquier privilegio al Rosellón y el idioma catalán es sustituido por el francés.
La estupidez y el egoismo de la oligarquía catalana hace que se pierda más del 20% del territorio de Cataluña.

Pau Claris, principal responsable de este desastre, es hoy considerado un héroe por la adoctrinada e ignorante sociedad catalanista.


En este vídeo podemos comprobar cual es la verdadera causa de la existencia del catalanismo.
De una parte tenemos a Pérez Reverte y de la otra a Agustí Colomines, uno de los ideólogos del, "procés d'independencia", pasen y vean.


Entre 1701 y 1715 sucede la Guerra de Sucesión Española, que enfrentó al futuro Felipe V de España con el Archiduque Carlos. La oligarquía catalana se decanta por el archiduque, que promete mantener sus privilegios.
Afortunadamente para el pueblo de Cataluña, la oligarquía perdió. La política de Felipe V hace que los mercados del Reino de Castilla y de América se abran para los comerciantes catalanes, lo que propiciará un crecimiento económico impresionante.
Mientras la población catalana tuvo un crecimiento vegetativo durante siglos. En los próximos cien años la población de Barcelona se multiplica por tres.

Actualmente el movimiento independentista catalán utiliza la fecha del 11 de septiembre de 1714 para reivindicar su voluntad de separarse de España. Una de sus frases preferidas es que, "Cataluña peleó y combatió hasta el último momento en defensa de sus libertades patrias". Dando a entender que luchaban por la independencia de Cataluña.
La realidad es que durante aquellos acontecimientos, en 1714, la autoridad de Barcelona emitió un bando llamando a la población de Barcelona a "Derramar gloriosamente su sangre y vida por su Rey, por su honor, por la Patria y por la libertad de toda España". Lo cierto es que en Barcelona no solo luchaban tropas de Cataluña, sino que había tropas de diferentes lugares de España, que eran partidarios del Archiduque Carlos.

Rafael Casanova, considerado hoy un referente para el movimiento independentista catalán, fue en realidad un patriota español que en ningún momento pretendió la independencia de Cataluña, sino que era partidario de una España gobernada por el Archiduque Carlos. Cuando acabó la guerra siguió en Barcelona trabajando como abogado hasta su muerte en 1743.

Por más datos, documentos o hechos probados que se puedan aportar para desmontar el discurso catalanista, tantos años de manipulación y adoctrinamiento desde el sistema educativo y en los medios de comunicación catalanistas, han hecho que parte de la población de Cataluña se comporte como una secta, totalmente incapaz de cuestionar o dudar de los postulados independentistas.


En el siglo XIX, Cataluña es la región más próspera de España, mientras buena parte del resto sigue sumido en la miseria y el atraso. Esto hace que el sentimiento de superioridad catalán y el desprecio, sea cada vez mayor hacia el resto de España.
Cataluña nunca ha sido nada por si misma, la cultura catalana ha sido inexistente, o roza la más absoluta mediocridad. En la Cataluña próspera del siglo XIX surgirá un movimiento llamado la Renaixensa, un movimiento político-cultural que intenta superar el enorme complejo de inferioridad que parte de la sociedad catalana siente hacia el resto de España.
Si la historia y la cultura de Europa y del Mundo, no se puede entender sin España. La historia del Mundo y de Europa se puede entender perfectamente sin Cataluña. Estar a la sombra de uno de los mayores imperios de la humanidad, venido a menos, era difícil de soportar para la rica y acomplejada sociedad catalana.

Se empiezan a construir los fundamentos del catalanismo. Como la historia cultural de Cataluña no supera la mediocridad, se apropian del bagaje cultural de Valencia y de Baleares, que sí pueden presumir de cultura propia, integrando estos territorios en unos imaginarios países catalanes que nunca existieron. Y se intenta fundir las diferentes lenguas que se hablan en estos territorios en una sola, llamada catalán, hasta ahora inexistente.

Se utiliza el poder económico de Cataluña para imponer una lengua, el catalán barcelonés, en Valencia y Baleares que nunca ha sido propia de estos territorios. Se ha impuesto una versión historica manipulada y falsa para engrandecer Cataluña y lo catalán, mientras la historia propia de Valencia o Baleares es ignorada o despreciada. Y para ello han utilizado el poder económico catalanista para colocar a lacayos, en la política, la educación, medios de comunicación... Que durante muchos años han manipulado estas sociedades para adaptarlas a los intereses del catalanismo.

Desde estas páginas vamos a intentar dar luz sobre estas manipulaciones y falsedades que han convertido a la sociedad balear en una sociedad ignorante de su impresionante pasado, oscurecido por tantos años de adoctrinamiento en las aulas y en medios de comunicación, al servicio de intereses catalanistas.



A pesar de que los catalanistas nos fusilen continuamente con sus lloriqueos sobre la pérdida de derechos en 1714, la realidad es bien distinta. Si Cataluña es ahora, o era, la región más rica de España, es en buena parte porque durante más de 2 siglos ha estado creciendo a costa del resto del país. El crecimiento económico de Cataluña en estos más de 2 siglos tiene un nombre, y es: ARANCELES.
En este video Jesús Laíz presenta su libro "El privilegio catalán". (intenta verlo hasta el final, es muy interesante y esclarecedor).

En 1898, como nos dice Jesús Laíz, después de la derrota de España en la guerra contra Estados Unidos, en Cuba. La oligarquía catalana, que había sido la más patriotera en la guerra, con frases como, "Esos productores de salchichas no podrán hacer nada contra el glorioso pueblo español". Ahora deciden que España es un mal negocio y que lo mejor es marcharse.
En este momento el movimiento independentista era muy minoritario, pero con el apoyo económico y difusión que recibió, crece rápidamente.
El periódico catalán La Vanguardia, que poco tiempo antes exortaba a la población catalana a ir a la guerra, ahora cambia totalmente el mensaje y clama por la salida de España.


En Abril de 1931 es proclamada la Segunda República. Fue un periodo convulso y violento. El objetivo del social-comunismo de aquel tiempo era hacer la revolución socialista de la misma forma que 14 años antes se hiciera en Rusia. Y si no podían conseguirlo de forma democrática, usarían otros métodos.
"Tenemos que recorrer un periodo de transición hasta el socialismo integral, y ese período es la dictadura del proletariado, hacia la cual vamos" (Largo Caballero, dirigente del PSOE).

La violencia por parte de la izquierda antes de estallar la Guerra Civil, puede compararse a las acciones de los fanáticos islamistas en Siria o Iraq. La persecución religiosa, la destrucción y la quema de conventos, de bibliotecas y de universidades, produjo una perdida de patrimonio cultural enorme, que nunca se podrá recuperar.

Y por supuesto Cataluña contribuyó generosamente a esa inestabilidad. Lluis Companys era presidente de la Generalitat (Gobierno autonómico catalán). Hijo de una familia acomodada y uno de los fundadores de Esquerra Republicana de Catalunya. Un personaje mediocre, sádico y con problemas psicológicos. Fue fusilado después de la Guerra Civil. Y se convirtió en un mártir para el catalanismo a pesar de ser el responsable del asesinato de miles de catalanes.

En este vídeo puedes ver quien era realmente este personaje. Utilizado por el catalanismo en su discurso victimista y mentiroso.
Metidos en este tema, deberíamos aclarar que actualmente nos quieren hacer creer que la Guerra Civil fue: Los buenos muy buenos (la izquierda) contra los malos muy malos (la derecha). Y eso solo se lo pueden creer los tontos muy tontos.
La Guerra Civil fue: Basura socialista-comunista contra basura fascista, y el pueblo, que quedó en medio jodido por los unos y jodido por los otros.


Entre 1936 y 1939 sucede la Guerra Civil. Después de unas elecciones fraudulentas, la coalición de izquierdas consigue el Gobierno. El detonante final para el inicio de la guerra fue el asesinato del líder de la oposición Calvo Sotelo por parte del guardaespaldas del líder socialista Indalecio Prieto.
Fue un periodo de violencia y brutalidad tanto de un bando como del otro.
Durante la guerra civil, en Cataluña, igual que en el resto de España, había partidarios de Franco y partidarios de lo que se llamó la república. Algunos catalanistas convencidos, como Francisco Cambó, viendo el caos y violencia que la izquierda de la república había creado, apoya totalmente a Franco.
En enero de 1939 Franco entra en Barcelona. Para muchos catalanes se acaba el terror rojo, la persecución religiosa, las checas, la inseguridad ciudadana... Mientras, centenares de miles huyen a Francia.
Comienza la represión franquista para unos, la liberación para otros y la posguerra para todos.


Entre 1939 y 1975 tenemos la dictadura de Franco. A pesar de todo el discurso victimista y mentiroso catalanista sobre el maltrato que dió Franco a Cataluña. La realidad es que fue la región más favorecida por Franco. Y la oligarquía catalana, como ha hecho en toda su historia, se arrimó al ganador. Del cual consiguió enormes beneficios. Ahora todos esos hipócritas y sus descendientes se declaran anti-franquistas de toda la vida, y han poblado las listas de CIU(o lo que ahora sea) y ERC.


En 1979 se aprueba el Estatuto de Autonomía de Cataluña. Un año después es elegido Jordi Pujol como presidente y permanecerá en el cargo hasta 2003. En 1.990 se diseñó el "Programa 2.000", realizado por ideólogos del proceso independentista. Su lema era, "Hoy paciencia, mañana independencia". Sin embargo su plan tuvo que acelerarse debido al enjuiciamiento de sus líderes por corrupción. Es el mismo ejemplo visto tantas veces, un pueblo idiotizado y fanatizado y unos dirigentes que se aprovechan de la estupidez del pueblo para llenarse los bolsillos. De no haber sido por esto, dentro de 10 o 20 años la sociedad catalana hubiera sido, en su mayoría, pro independentista, ahora no llega al 50%.

La frase preferida del catalanismo es, "España nos roba". A pesar de que quien les ha robado durante tantos años ha sido su amado y corrupto presidente, siguen con la misma matraca.

Los líderes independentistas decían que una Cataluña independiente sería la Dinamarca o la Holanda del Mediterráneo. La realidad es que sería la típica república bananera centroamericana con su familia oligarca gobernando y rodeada de corrupción.
Aquí podemos ver a la familia de Jordi Pujol, antiguo presidente del gobierno de Cataluña. Todos los miembros de su numerosa familia, menos una hija, están acusados de corrupción. Se habla de más de 3.000 millones de euros.


En 2017 se celebró una pantomima de referendum independentista. Sin control, sin censos, con votaciones repetidas, resistencia a la policía, en fin. Fue el momento cumbre de un pueblo adoctrinado y manipulado durante tantos años por el sistema educativo, por los medios de comunicación y por el propio gobierno catalán. Se habló de más de 800 heridos, cuando la realidad es que solo hubo 4 ingresados en hospital, 2 de ellos leves. Hubo una gran cantidad de vídeos y fotos falsas, que fueron usadas por el catalanismo para manipular la opinión internacional. Con algunos opinadores internacionales comprados con el dinero catalanista.
La cantidad de millones que se utilizaron para conseguir llegar a este punto es incalculable. Hay mucha gente que vive muy bien de toda esta comedia.
Puede faltar dinero para sanidad o educación, pero las subvenciones a entidades catalanistas no dejan de crecer.

Con este referendum lo único que se consiguió, además de dar una imagen internacional patética de España, fue dividir aún más a la sociedad y aumentar el odio catalanista a todos los que no comparten su doctrina. Sin embargo la oligarquía catalanista sigue viviendo muy bien, a ellos no les falta de nada. Como siempre utilizando y empobreciendo al pueblo. Mientras, ellos trasladaron su dinero y empresas fuera de Cataluña (la pela es la pela).


En Febrero de 2021 se celebraron elecciones en Cataluña para renovar el gobierno autónomo. El resultado fue que la suma de partidos independentistas obtuvo mayoría. Pero lo más preocupante es que el partido más votado fue el socialista, que aunque se declara no independentista, actúa como si lo fuera.
Sinceramente, la única manera para que la sociedad catalana despierte de esta pesadilla, como dice Albert Boadella, es "que Cataluña descienda a los infiernos, tocar fondo, cultural, social y económicamente, hasta llegar a un panorama de gran depresión".
Y si esto llegara a pasar, que nadie se preocupe por el futuro de la oligarquía catalana, quizás rodará alguna cabeza, pero en esencia seguirán los mismos que durante tantos siglos han manipulado y utilizado a la sociedad catalana para su propio beneficio.

burguesia-catalana
Tres siglos de abuso de la burguesía catalana. www.abc.es





Cataluña tiene en estos momentos un amplio sistema de gobierno autónomo. Entre otras competencias, cuenta con su propia policía, controla todo el sistema educativo y el sistema sanitario.
Durante estos 40 años de autonomía, ha utilizado el sistema educativo para manipular y adoctrinar a los niños (vídeo). Ha utilizado grandes cantidades de dinero para fidelizar los más importantes medios de comunicación de Cataluña. Cuenta con una televisión, TV3. Que debería ser la televisión de todos los catalanes, pero que es utilizada descaradamente para fomentar el independentismo. Una televisión con un presupuesto anual de más de 300 millones de euros y que solo representa a menos de la mitad de la población de Cataluña. Mientras su sistema sanitario sufre carencias desde hace años, unas carencias que han ocasionado que muchas personas hayan fallecido por falta de atención sanitaria y por la dilación en las pruebas de diagnóstico.
Son las muertes silenciadas, son las víctimas colaterales del proceso de independencia, La Revolució dels Somriures.

El proceso de independencia en Cataluña ha ocasionado que muchas familias y amistades de muchos años, se rompan.

Eso que los independentistas catalanes llaman "La revolució dels somriures" (La revolución de las sonrisas), es en realidad odio, puro ODIO a todos los que no forman parte del pensamiento único catalanista.
Este matrimonio de andaluces nos cuenta como su familia está rota por el odio independentista.


Una parte de la sociedad catalana, adoctrinada y fanatizada, tiene coartada, y en parte atemorizada (aunque esto está cambiando), a la otra parte de la sociedad catalana. Hemos tenido que ver videos vomitivos de propaganda y victimismo independentista, vídeos vomitivos como este. La realidad es que pasear con una bandera independentista por Cataluña es lo más habitual, pero si muestras una bandera española corres el riesgo de sufrir insultos e incluso agresiones físicas.

El régimen catalanista ha sido muy eficaz internacionalizando el conflicto catalanista. Para lo cual han invertido millones de euros, que deberían haberse empleado en mejorar la calidad de vida de los ciudadanos de Cataluña, en:
- Abrir embajadas en diferentes países.
- Contratar grupos de presión internacional para manipular la opinión pública de otros países.
Se han encontrado documentos que prueban que el apoyo de personajes como Julian Assange o Yoko Ono a la causa independentista catalana no fue expontáneo ni desinteresado.
- Han creado movimientos internos que se dedican a desestabilizar Cataluña, cortando carreteras, haciendo manifestaciones, agrediendo verval y físicamente a todo grupo o persona que opine diferente de ellos, no dejando que expresen su opinión...
Mientras ellos se muestran como víctimas ante la opinión pública internacional.
Todo esto apoyado y financiado directa o indirectamente por el Gobierno de Cataluña.


Este adoctrinamiento está haciendo que se den situaciones en Cataluña que recuerdan lo peor de la Europa del siglo pasado.


Todo este odio y manipulación es lo que desde Cataluña quieren exportar a Valencia y Baleares.
Desde estas páginas intentaremos dar una visión muy diferente de lo que en nuestro politizado sistema educativo enseñan a nuestros chavales. No podemos dejar que este odio y manipulación destruya nuestra sociedad balear, una sociedad balear que ya se encuentra en peligro.


Y ahora que ya conocemos a nuestro enemigo, vamos a conocernos a nosotros mismos.




Arriba